Senior

18-09-2018

Senior

Eras un campeón de los grandes, en todos los sentidos. Te mantuviste sanote y fuertote y, cuando ya creímos que te quedarías en el albergue para siempre, encontraste una casa de acogida. Allí pasaste tus últimos días, entre mimos y el sofá, disfrutando de todo lo que no pudiste disfrutar años antes. Gracias a tu casa de acogida por darte ese regalo.