Ágata

01-05-2018

Ágata

Pasaste muchos años viviendo en la calle y al final, tras diagnosticarte VIF, comenzaste una vida distinta en el albergue. Después de mucho tiempo, mejoraste tanto tu salud como tus miedos, acercándote a nosotros, comiendo con confianza y hasta jugando con tus compis gatunos.Tantos pasos dados que pensábamos que tu familia estaba muy cerquita, que ya estabas lista... pero te nos fuiste antes de tiempo.